19/04/2014

Cantinflas, un referente de la cultura popular

*El próximo 20 de abril se conmemora el aniversario luctuoso de Mario Moreno Cantinflas

Fuente: IMCINE


Cantinflas, un referente de la cultura popular Imagen

Cantinflas, un referente de la cultura popular

 

*El próximo 20 de abril se conmemora el aniversario luctuoso de Mario Moreno Cantinflas

En su momento, Charles Chaplin lo llamó "el más grande comediante del mundo"; merecedor de premios nacionales e internacionales, Mario Moreno Cantinflas es un referente obligado en la cultura popular nacional.

Películas como El padrecito (1964), El profe (1971) y El barrendero (1982), entre otras, permanecen en la mente del público con cariño y nostalgia.

Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes nació un 12 de agosto de 1911 en la Ciudad de México, proveniente de una familia humilde; sus padres fueron Soledad Reyes y Pedro Moreno, empleado del servicio postal.

Desde pequeño tuvo una vida activa, era retraído pero simpático, peleonero y dicharachero a la vez, incluso llegó a ser un fugaz boxeador en su adolescencia, de hecho, el cineasta Juan Bustillo Oro narraría que “Mario y yo fuimos pupilos del boxeador Carlos Pavón, el Sheik de San Miguel”.

Asiduo a los bailes, Cantinflas con su forma de ser se ganaba la amistad de todos. Era buen bailarín, gustaba del tango, el vals y la rumba.

Inicia su carrera en el mundo de las carpas, lugar donde conoce a Valentina Ivanova, de origen ruso, con quien contrae nupcias el 27 de octubre de 1936.

Cantinflas trabajó en el salón Rosete de la calle de San Antonio Tomatlán, cerca de la Merced, era anunciado comoCantinflitas parodista. Con la vedette Yoly Yoly hacía el sketch El tinaco, la bailarina fue quien le propuso usar el atuendo del Chupamirto, personaje de una tira cómica de la época.

Para 1937 el ya experimentado cómico entra de lleno al cine con No te engañes corazón del cineasta Miguel Contreras Torres.

El ingenio y el arte de hablar sin decir nada, caracterizaron a Cantinflas, además de su peculiar vestimenta que se adaptaba al personaje que interpretaba en el cine.

Ahí está el detalle (Juan Bustillo Oro, 1940) es el filme que lo catapulta en la industria cinematográfica nacional e internacional, su personaje de Cantinflas marcó a la audiencia de tal manera que pudo sentirse identificada con este papel y con su peculiar lenguaje.

Con Alejandro Galindo en 1941 realiza Ni sangre, ni arena en donde hace una parodia-homenaje a la tauromaquia, esta cinta es una de las más taquilleras de su carrera y compartió escenas con Pedro Armendáriz.

El gendarme desconocido (1941), de Miguel M. Delgado, fue todo un suceso pues en este filme Cantinflas interpreta a un guardián del orden, con el cual se ganó el reconocimiento de las fuerzas policiacas.

El director Michael Anderson invita a Mario Moreno a participar en la adaptación de Julio Verne, La vuelta al mundo en ochenta días, la cual se filma en inglés, con partes en francés y en español. Su interpretación le valió a Cantinflas el Globo de Oro en 1956.

Su siguiente largometraje en los Estados Unidos, Pepe (George Sidney, 1960) sería nominado en siete categorías al premio Oscar y a dos Globos de Oro.

En el año de 1982 se estrena su última producción fílmica, realizada por Miguel M. Delgado, El barrendero con las actuaciones María Sorté y Úrsula Prats.

Cantinflear, es una forma de hablar mucho y rebuscadamente sin decir algo en concreto. En 1992 la Real Academia de la Lengua Española incorporó el verbo y una familia léxica en la que figuran el nombre propio de Cantinflas, cantinflada y cantinflesco.

En la pasada edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, el realizador Sebastián del Amo presentó la cinta de corte biográfico Cantinflas, donde recrea algunos de los momentos más significativos en la vida del actor. Se tiene contemplado que este filme se estrene comercialmente en el segundo semestre de este año.

Mario Moreno murió el 20 de abril de 1993 a la edad de 81 años.