25/10/2017

Crónica | El cine mexicano en el cuarto día de jornada del FICM

Crónica | El cine mexicano en el cuarto día de... Imagen

<< Continúa la competencia y el cineasta mexicano Guillermo del Toro ha llegado al certamen fílmico >>

 

Morelia, Mich.- La competencia mexicana en el cuarto día de actividades del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) continuó con Sinvivir, de Anaïs Pareto Onghena, directora que nos ofrece un relato sobre la vida a partir de las ganas de morir. 

“Quería hacer una oda a la vida para decir que a pesar de que uno esté jodido o algo no funcione, siempre habrá algo de lo que nos podremos agarrar”, comentó en conferencia de prensa. 

Más tarde asistimos a la función del nuevo documental de Luciana Kaplan: Rush Hour, que da cuenta del tiempo que las personas que habitan grandes ciudades como Los Angeles, Estambul y México gastan en transportarse a sus trabajos.

La directora propuso que la sesión de preguntas y respuestas tras la proyección fuera algo diferente. Quiso que el público fuera el que compartiera su sensación después de ver la película. El resultado fue una discusión en la que incluso se involucró el tema de la violencia por esta forma de vida. 

El cineasta Felipe Cazals llevó al FICM la versión restaurada de su película Los motivos de Luz (1985), basada en un hecho real sobre una mujer tras las rejas acusada de la muerte de sus hijos. Tras desfilar por la alfombra roja del festival y previo a la función, se develó la placa con su nombre. 

“Es importante pensar que en México hay muchas películas que merecen ser rescatadas”, dijo. 

Por la noche se presentó el II Programa de Diversidad Sexual, compuesto este año principalmente por ocho cortometrajes de realizadores mexicanos. En una función llena, los responsables de esta iniciativa hicieron énfasis en apostar por la apertura a temas LGBT.

Al final del día se supo que el cineasta Guillermo del Toro ha llegado a Morelia para presentar su película The Shape Of Water con la que ganó el León de Oro a mejor película en el pasado Festival de Cine de Venecia. Sin duda, una de las cartas fuertes del FICM y de las más esperadas por el público mexicano.