28/10/2017

Crónica | Terminó la competición del cine mexicano en el 15° FICM

Crónica | Terminó la competición del cine mexicano en el... Imagen

<< Se realizó la última función de prensa de la selección oficial, con la presentación de Ayer maravilla fui, de Gabriel Mariño >>

 << Guillermo del Toro compartió sus conocimientos cinematográficos en dos clases magistrales para el público moreliano >>


Morelia, Mich.- La melancolía se empieza a sentir en las calles del centro histórico de la capital michoacana, la fiesta de XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) está llegando a su fin, se sabe porque las proyecciones de prensa de las películas mexicanas en competencia terminó con la presentación de Ayer maravilla fui, de Gabriel Mariño.

El segundo largometraje del cineasta explora el género fantástico para hablar sobre la existencialidad y la soledad, “desde el principio teníamos ganas de hacer una fábula moderna con elementos fantásticos sobre un personaje que cambiara de cuerpo. Había varias detonantes, por ejemplo, ¿es posible enamorarnos de la esencia de las personas sin importar el físico?”, dijo el realizador durante la conferencia de prensa.

El que sigue dejando huella tras su paso por el FICM es Guillermo del Toro, luego de que decidiera ofrecer dos clases magistrales y no una como se tenía programado, esto porque el "Gordo del Toro" no quiso que la gente que no había alcanzado lugar en la primera charla que se realizó en el Teatro Rubén Romero, se quedará sin la posibilidad de escucharlo luego de haber estado formados durante horas.

Durante su ponencia el cineasta recomendó a los jóvenes cineastas conocer su propia biografía e identificar el lado que más les dé miedo. “Hablen de cosas que les duelan, que les den vergüenza, apuro, lo que sea, porque eso es su voz. Las cosas que ustedes pueden ver como defectos, son sus virtudes. La virtud es un defecto potenciado (…) fíjense muy bien, porque la juventud disfraza las virtudes de defectos”.

El Teatro Rubén Romero, volvió a abrir sus puertas pero ahora para ser el escenario para que el actor Daniel Giménez Cacho recibiera el Premio Cuervo de manos de Daniela Michel, directora general de FICM, Cuahutémoc Cárdenas Batel, vicepresidente, y Andrés Lebrija, gerente de relaciones públicas de Casa Cuervo.

Además, la directora del FICM aprovechó para entregar la escultura el Ojo, del destacado artista michoacano Javier Marín, al actor.  "Me ha parecido siempre un actor extraordinario”, refirió Michel respecto al trabajo de Giménez Cacho.

Para finalizar el día, la película Santo contra hombres infernales (1961, dir. Joselito Rodríguez) fue proyectada al aire libre en la plaza Benito Juárez, la función fue posible gracias a Viviana García Besne, directora del archivo fílmico Permanencia Voluntaria.

“Somos un archivo que rescata el cine popular. Con el sismo de septiembre sufrimos muchos daños y pensamos en no seguir con el proyecto”, dijo García Besne acerca del único archivo de cine independiente en México que se especializa en la colección y la preservación de películas de cine mexicano popular, así como de otros materiales únicos como carteles, documentos y artículos promocionales.

Dentro de la competencia de cortometraje de ficción, se proyectaron Oasis, de Alejandro Zuno y El problema de las estrellas binarias, de Juan Villar; mientras que en la selección oficial de documental se presentó No sucumbió la eternidad, de Daniela Rea.