Helena, relato sobre el amor desde una perspectiva musical

 

"> Helena, relato sobre el amor desde una perspectiva musical

 

"> Helena, relato sobre el amor desde una perspectiva musical

 

"> Helena, relato sobre el amor desde una perspectiva musical

 

">

24/10/2017

Helena, relato sobre el amor desde una perspectiva musical

 

Helena, relato sobre el amor desde una perspectiva musical Imagen

 << La historia es dirigida por Alejandro Sugich , y protagonizada por Alfonso Dosal y Natalia Varela >>

 

Morelia, Mich.- Aunque es economista de profesión, Alejandro Sugich supo desde pequeño que quería dedicarse al cine. Esa pasión lo ha llevado a dirigir comedias como Casi 30, además de ser productor de los dramas Borrar de la memoria (2010) y En la sangre (2012). Ahora presenta su nuevo trabajo como director: Helena (Fidecine y Eficine 189), una comedia sobre el amor explorada desde atmósferas sonoras.

Basada en la novela Noches blancas (1848) del escritor ruso Fiódor Dostoyevski, fotografiada con largos planos secuencia y sostenida la mayoría del tiempo por dos actores en pantalla, Helena es protagonizada por el actor mexicano Alfonso Dosal (Hazlo como hombre, 2017) y la española Natalia Varela (Amigos, 2011), quienes dan vida a dos músicos, Iván y Julieta.

Julieta es una chelista que está casada con un músico clásico que no la escucha del todo; decide ponerle un ultimátum a la relación. Lo cita en el lugar en el que se conocieron para solucionar sus problemas pero él no llega. Es entonces que ella conoce a Iván, un DJ que graba sonidos para su próxima presentación. Durante las próximas horas ambos crearán una conexión especial.

“La música es el motor principal de la música, es el tercer protagonista. Ellos se relacionan fácilmente porque al igual que tienen muchísimo amor por la música pues viven una historia de amor con esa química que les produce esa filia”, comparte Natalia Varela.

A propósito de la relación entre el amor y la música de la película, Sugich coincide en que ambos personajes son apasionados por lo que hacen.

“De pronto son dos personajes que se encuentran. Uno tiene roto el corazón y el otro está solo; en un día sucede prácticamente todo lo que puede suceder en una vida. Eso es lo que se me hizo interesante y el reto de la película".

“Además de ser esta historia de amor y desamor, es una historia de reconciliación. Tocamos personajes que se terminan reconciliando con su propio problema”, agrega Alfonso Dosal.

La película en su origen se llamaba Julieta; sin embargo coincidió con el nombre del trabajo más reciente del cineasta español Pedro Almodóvar, estrenada en 2016, por lo que Alejandro Sugich tuvo que cambiarle el nombre al personaje y crear una escena en la que se justificara el nombre de Helena.

La película tuvo su estreno en el décimo quinto aniversario del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), donde se vio fuera de competencia.