13/06/2014

I Hate Love, el poder transformador del amor

*El realizador Humberto Hinojosa decidió explorar con su segundo largometraje  la fuerza del primer enamoramiento

Fuente: IMCINE


I Hate Love, el poder transformador del amor Imagen

I Hate Love, el poder transformador del amor

 

*El realizador Humberto Hinojosa decidió explorar con su segundo largometraje  la fuerza del primer enamoramiento

*La cinta cuenta con el apoyo de IMCINE, a través de Eficine 226

Desde que filmaba su primer largometraje “Oveja negra”, el realizador Humberto Hinojosa tenía el ánimo de explorar en la fortaleza del primer amor y cómo este puede ser un agente transformador en la vida adolescente.

Así que decidió en  su segunda película, I Hate Love, apostarle precisamente a cómo se enamoran los jóvenes por vez primera y  los conflictos entre amigos, la idea era “rescatar esa frescura e inocencia, donde no eres consciente de nada, simplemente te dejas ir”.

La película narra la vida de Robo, un joven que queda sordo en un accidente en la playa, luego conoce a Eve, una adolescente estadounidense que ha intentado suicidarse varias veces. Ambos, Eve y Robo,  encontrarán en el primer amor la posibilidad de reinventarse y encontrar una solución a sus conflictos existenciales.

Con la producción de Tigre Pictures y el apoyo deI Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), a través de los recursos de Eficine 226, I Hate Love filmada durante cinco semanas en Acapulco, Distrito Federal y Los Angeles, California, cuenta con la participación actoral de Christian Vázquez, Diane  Rosser, Rodrigo Azuela, Diego Cataño y Miriana Moro.

Para escribir el guión, Humberto Hinojosa recuerda que se puso a investigar sobre la pérdida audioneuronal, un padecimiento que se genera a partir de un evento traumático, como un accidente, y  por el cual la gente puede quedar sorda o ciega temporalmente. “La idea me pareció interesante, por  eso decidimos que el personaje sufriera de ese síndrome y cuando empieza a enamorarse se va curando”.

El realizador asegura que su objetivo al hacer esta película era reflexionar sobre el poder del amor, proponiendo una historia en la que los adolescentes se sintieran identificados.

Para Hinojosa el hecho de que la película sea hablada en inglés más que ser una desventaja es más bien una oportunidad porque la pareja protagónica se enamora más allá del idioma, sólo de verse y tocarse.

Con una narrativa más improvisada y natural, I Hate Love está hecha con base en la luz de amaneceres y atardeceres, “yo quería recuperar esa nostalgia del cine de antaño para generar el ambiente propicio entre los personajes”.

Tanto Oveja negra como I Hate Love parecen que sus historias están construidas a partir de la tragedia, al respecto el realizador comenta que su adolescencia estuvo marcada por las pérdidas, “cuando eres chavo estos episodios te marcan y ya no eres el mismo. Por  eso, para mi segunda película me era importante compartir la idea de hay que ser conscientes y  disfrutar lo que se tiene hoy”.

Para mayor información de la cinta consultar: http://www.ihatelove.com.mx/