10/11/2017

Los días más oscuros de nosotras, una visión muy particular de lo que significa ser mujer en la frontera 

Fuente: IMCINE


Los días más oscuros de nosotras, una visión muy particular... Imagen

<< Dirigida por Astrid Rondero y protagonizada por Sophie Alexander-Katz y Florencia Ríos, tuvo su estreno mundial en el FIC Los Cabos >>

<< Cuenta con el respaldo del Imcine a través del FOPROCINE >>



Cabo San Lucas, BCS.- La experiencia que le dejó vivir en Tijuana durante un tiempo y experimentar lo que significa ser una mujer en aquella ciudad fronteriza, fue el parteguas que impulsó a Astrid Rondero (En aguas quietas, 2011) a filmar su ópera prima Los días más oscuros de nosotras.

La película tiene su estreno mundial como parte de la selección oficial México Primero de la sexta edición del Festival Internacional de Cine de Los Cabos; luego de la primer proyección de la cinta, la directora acompañada de parte de su equipo de producción, así como de sus protagonistas Sophie Alexander-Katz y Florencia Ríos, mantuvo una charla con el público.

Inició contando que sabía que "quería hablar sobre la memoria y la violencia, me di cuenta de la preocupación que tengo acerca de la lucha de poder que sigue existiendo entre géneros"; aunque sin duda, experimentar lo que significa ser una mujer en una ciudad fronteriza como Tijuana, fue lo que completó la visión sobre lo que quería contar en la película.

Durante su intervención, la productora Fernanda Valadez aseguró que fue todo una experiencia filmar en Tijuana y experimentar lo que Astrid Rondero quería plasmar en Los días más oscuros de nosotras, "ser una mujer en la frontera es una analogía de lo que es ser una mujer en México, es una realidad cruda, pero así es"

El filme te sumerge en el mundo y las memorias de Ana (Spohie Alexander-Katz), el recuerdo que tiene del día en que su hermana murió, es una imagen fragmentada y nebulosa que la ha seguido desde su infancia. Ahora, ha vuelto a Tijuana, su ciudad natal, donde tendrá que enfrentar el dolor y la oscuridad de su memoria.

"Fue intencional el intentar todo el tiempo que el mundo de Ana se vea a través de las miradas, todo lo que se le acerca es amenazante y esas miradas son esa gente tratando de entrar a sus memorias, a sus temores." - Astrid Rondero 

En su oportunidad, la actriz Sophie Alexander-Katz, quien admitió estar un poco fuera de si, ya que fue la primera vez que vio la película, compartió que se tuvo que preparar con bastante tiempo "para confrontar a todos esos hombres", esto porque su personaje es una arquitecta a cargo de una obra a las afueras de Tijuana.

"Mi papá siempre quiso que fuera arquitecta y el murió antes de que hiciera este papel, entonces me dije me voy a volver la arquitecta que él siempre quiso que fuera".


Elementos como la vida nocturna de la ciudad de Tijuana, el mar de fondo, la obra negra de un edificio enorme y una perrita callejera, hicieron de Los días más oscuros de nosotras una experiencia visual única, pero también un proceso de producción largo que inició en 2014, cuando resultó ganadora del Gabriel Figueroa Film Fund en el Festival Internacional de Cine de Los Cabos.

Ese mismo año, el proyecto de Astrid Rondero resultó seleccionado para recibir el apoyo del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (FOPROCINE) a cargo del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), y gracias a ello es que tres años después puede mostrar su película al mundo y debutar como directora.

Fotogalería