01/12/2017

Los Estudios Churubusco abren sus puertas para invitar al público a descubrir su legado   

Los Estudios Churubusco abren sus puertas para invitar al público... Imagen

* La exposición "La fábrica de cine: Estudios Churubusco, 1945-2017” estará disponible del 6 de diciembre de 2017 al 1 de abril de 2018

 

La motocicleta de Pedro Infante en A toda máquina (1951), el escarabajo de Cronos (1993) de Guillermo del Toro, y hasta el auto que conducía Gael García Bernal durante el famoso choque de Amores Perros (2000), son algunos de los objetos que el público podrá disfrutar en la exposición "La fábrica de cine: Estudios Churubusco, 1945-2017".

Por primera vez, los Estudios Churubusco abren sus puertas al público en general para que conozcan el legado del que es conocido "corazón del cine mexicano". Dicha muestra estará disponible en el edificio Luis Buñuel, del 6 de diciembre de 2017 al 1 de abril de 2018.

"Hay un mito de que difícil entrar a los Estudios. Ahora el público podrá atravesar estas puertas y recorrer no solo la exposición, sino también lugares que han sido célebres en el cine mexicano", comenta Bosco Arochi, subdirector de producción de los Estudios Churubusco.

Para Carlos García Agraz, director general de los Estudios, hablar de ellos es hablar realmente del espacio donde se ha fraguado gran cantidad del cine mexicano. 

"Por esos espacios se han filmado lo mejor del cine mexicano y han concurrido en él una gran cantidad de personas  que han hecho grande al cine nacional", comparte.

Basada en un estudio profundo por especialistas en cine como Elisa Lozano y Eduardo de la Vega, la exposición “La fábrica de cine: Estudios Churubusco, 1945-2017” representa una muestra lúdica e interactiva.

Está dividida en tres ejes discursivos, uno cronológico en el que se destacan las películas producidas en más de siete décadas. En esta área, los asistentes podrán conocer las diversas etapas de producción de una película, desde su concepción hasta su distribución en las salas de cine o plataformas digitales.

Un segundo espacio está destinado a conocer el trabajo de las mujeres y hombres en este emblemático lugar. En ese sentido, podremos ver objetos de las películas como maquetas, fotografías, lobby cards, el vestuario y equipo técnico utilizado en filmes como En la palma de tu mano(1951) y El Castillo de la pureza (1973).

Finalmente, hay dos sets en los que el público podrá interactuar. Se trata de una réplica de una hacienda, típica del cine mexicano. En el segundo, un “green screen” que permite la superposición digital de distintos planos e imágenes para crear todo tipo de efectos visuales.

De manera adicional se podrá visitar el laboratorio y la cabina de la Fonoteca del Cine Mexicano Manuel Esperón, en la que el público podrá acceder a una selección de alrededor de 100 pistas musicales de películas mexicanas, y la cabina de edición de video y cabina de edición de audio.

"Es una exposición que habla del pasado, del presente y del futuro de Estudios Churubusco para demostrar que están activos y siguen formando parte de la historia del cine mexicano", asegura Sandra Benito Vélez, coordinadora de esta exposición.

Los Estudios Churubusco -ubicados en el número 2 de la calle Atletas, en esquina con la calzada de Tlalpan-, surgieron en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero. Este lugar se ha desarrollado a la par de nuestro cine, incorporando en cada época la tecnología de punta que los mantiene como el complejo de producción y postproducción más grande Latinoamérica.