10/11/2017

Mis demonios nunca juraron soledad, un western a la mexicana 

Fuente: IMCINE


Mis demonios nunca juraron soledad, un western a la mexicana... Imagen


<< La película  dirigida por Jorge Leyva  se vio por primera vez en el mundo en la península de Baja California Sur >>

<< Cuenta con el apoyo del Imcine para su producción a través del FIDECINE >>



Cabo San Lucas, BCS.- Producida por La tuerca Films con el apoyo del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE),  Mis demonios nunca juraron soledad, del sonorense Jorge Leyva, tiene su estreno mundial en la península de Baja California Sur como para de la selección oficial México Primero del Festival Internacional de Cine de Los Cabos. 

Durante la presentación, donde estuvo acompañado de una gran parte de su equipo de producción, incluido el protagonista del filme Manuel Uriza, compartió detalles sobre la historia, su inspiración y la producción de este western mexicano, envuelto en magia, surrealismo y paisajes sonorenses.

"Empecé con la idea de querer hacer un western, pero con un estilo muy mexicano, y me gustaban mucho las leyendas de mi tierra Sonora, sobre chamanes, brujos y hechiceros que viven en la sierra, así que traté de unirlos para crear una historia y este fue el resultado", dijo el cineasta sobre el surgimiento del guion.

Luego, surgió  que quería contar una historia en la que "pudiera investigar qué pasa con los vaqueros luego de ser héroes, derrotar a los malos y salvar a la dama en apuros, cuando ya terminaron su trabajo. Seguro que deben tener unos demonios enormes que los acompañan"

Jorge Leyva (Más amaneceres, 2013) también comentó que aunque la película es de género fantástico y él quería alejarse de temas sociales y de protesta, "terminé haciendo la película más política de todas, creo que retraté todos los demonios que tenemos como mexicanos, estamos luchando contra algo que no vemos pero a lo que tememos mucho, un muro por ejemplo".

Mis demonios nunca juraron soledad es la historia de un gambusino -un buscador de oro-, que vive en la montaña junto a su chica. Un día comienzan a sentirse acechados por una presencia maligna en la zona y ahí comienza un thriller donde se van a resolver muchos misterios que develan una verdad tenebrosa.

Más allá de tratarse de demonios reales,  el cineasta quería trabajar con la psicología de sus personajes, resaltar demonios como la paranoia, los celos, inseguridades y manejarlos a través de "recursos narrativos más apegados a la literatura, con un vaivén distinto, un realismo mágico como el que podemos leer en los textos de García Márquez y Bojórquez.

"Mis demonios nunca juraron soledad, lleva ese título porque vemos a un hombre ermitaño que vive en una montaña solo, atrapado con sus demonios, y que va a estar así por la eternidad, pagando por los crímenes que cometió". - Jorge Leyva 

El elenco  está integrado por actores como Noé Hernández, Manuel Uriza, Paulette Hernández, Osvaldo Sánchez y Javier Godino, entre otros. El rodaje de este largometraje de ficción duró cinco semanas, entre mayo y junio de este año.

Fotogalería