Nueva administración de la AMACC abrirá las puertas de la Academia

"> Nueva administración de la AMACC abrirá las puertas de la Academia

"> Nueva administración de la AMACC abrirá las puertas de la Academia

"> Nueva administración de la AMACC abrirá las puertas de la Academia

">

17/11/2017

Nueva administración de la AMACC abrirá las puertas de la Academia

Nueva administración de la AMACC abrirá las puertas de la... Imagen

 *** Ernesto Contreras presentó el proyecto de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para el periodo 2017-2019 ***

*** Convertirla en el epicentro del cine mexicano y latinoamericano; así como buscar su autosuficiencia económica, entre los puntos más importantes de la nueva administración *** 

 

El cineasta Ernesto Contreras (Sueño en otro idioma, 2017), nuevo presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), se reunió con los medios de comunicación en la nueva sede la Academia, la Casa Buñuel, para compartir el proyecto de trabajo de la nueva administración en el periodo 2017 – 2019.

El presidente comenzó por presentar a su Comité Coordinador, que está integrado por Lucía Gajá (directora) como secretaria y Rodrigo Herranz (productor) como tesorero. El grupo de vocales está compuesto por Armando Casas (director), Juan José Saravia (fotógrafo), Marina Stavenhagen (guionista), Mónica Lozano (productora) y Nerio Barberis (sonidista); mientras que la Comisión de Fiscalización y Vigilancia queda conformada por Daniel Hidalgo (músico), Guadalupe Ferrer (productora) y Kenya Márquez (directora).

El primer punto que abordó Ernesto Contreras con respecto a su proyecto de trabajo, fue la necesidad de explotar y aprovechar el espacio que brinda su nueva sede, la Casa Buñuel. “Contar con esta nueva sede nos va a permitir realizar diversas actividades, por un lado para crear comunidad, acercar a los miembros de la industria cinematográfica de todo el país a la Academia; así como la formación de nuevos públicos a través de distintas actividades”.

La nueva gestión está comprometida en seguir trabajando para que la Academia continúe creciendo y logre un posicionamiento a nivel nacional e internacional. Es por ello que uno de los principales objetivos de su plan de trabajo es “convertir esta casa en el centro del cine mexicano y latinoamericano; necesitamos abrir las puertas de la AMACC, queremos que esta sea una administración de mucha inclusión que ayude a generar un sentido de pertenencia entre los que hacemos cine en México. Quitar un poco la solemnidad a la Academia y que sea un espacio mucho más abierto y cercano al público”, agregó Contreras.

Al igual que en los años anteriores, la Academia estrechará los vínculos institucionales con las dependencias y organismos nacionales e internacionales que ven por el quehacer cinematográfico y ser con ellos un participante activo y contribuyente, que permita a la AMACC buscar aliados para forjar ingresos propios, “necesitamos generar actividades para tener un mejor presupuesto, mucho desde el ámbito académico, creemos que la Casa Buñuel es un lugar en donde podemos empezar a ayudar a la Academia, a través de conversatorios, ciclos, muestras, clases magistrales, debates, galas; y al mismo tiempo empezar a crear nuevo público para el cine mexicano.

“Esta nueva administración busca que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, genere recursos propios, con el objetivo de lograr, paulatinamente, una autosuficiencia. Este es nuestro proyecto a largo plazo”, aseveró Ernesto Contreras.

Este nuevo comité dará continuidad a las actividades regulares que la Academia realiza anualmente, como el Foro por el Cine Mexicano, la ceremonia del Ariel, la exposición en la galería de Reforma, los ciclos de cineRumbo al Ariel Ganadoras del Ariel, el proceso para el Goya y el Oscar, la participación y seguimiento en las actividades de la FIACINE; así como la restauración de películas y sus galas, como la que sucederá el próximo 4 de diciembre con la proyección de La barraca (1945), de Roberto Gavladón, primera película ganadora del Premio Ariel; cabe destacar que la función será benéfica y lo recaudado se destinará a una de las comunidades afectadas por los sismos del pasado mes de septiembre.