04/08/2017

¿Quién mató a Julio César?, comedia de misterio dirigida por Darío Giordano y Jaime Muñoz 

¿Quién mató a Julio César?, comedia de misterio dirigida por... Imagen

Un asesinato, un evento astronómico y una fiesta de disfraces. Darío Giordano Chalamanch y Jaime Muñoz de Baena, presentan su ópera prima, una comedia de misterio que cuenta con la participación actoral de comediantes del stand up mexicano.

La cinta ¿Quién mató a Julio César? forma parte de la Selección Oficial de largometrajes de 24 risas por segundo, el festival de cine y comedia, que se realizará del 2 al 6 de agosto en diferentes sedes de la Ciudad de México. En entrevista, los directores de esta cinta relatan más detalles de su realización.

 

¿De qué trata la película?

Es una película que catalogamos como comedia de misterio con elementos fantásticos. Una escritora fanática de las novelas de misterio va a una fiesta de disfraces en la que hay un asesinato y además ese mismo día sucede un evento astronómico que vuelve locos a los invitados. Es una comedia de personaje.

 

¿Cómo surge la idea de esta historia?

Originalmente la había tratado de escribir como cuento hace muchos años. Partió del punto de una fiesta de disfraces en la que la gente se empieza a comportar como los personajes de los que va disfrazado, pero nunca lo pude aterrizar porque no sabía para  dónde llevarlo. Cuando se nos ocurrió que fuera una película pensé en hacerlo como una especie de murder mystery o como cualquier novela de Agatha Christie; de ahí surgió el guion.

 

Es una película en la que participan principalmente comediantes ¿Cómo fue esta experiencia y a qué retos se enfrentaron al realizarla?

El principal reto de producción fue la falta de tiempo y también de dinero. Es la primera película que realizamos de forma independiente y con comediantes, quienes son realizadores de stand up, a excepción de la protagonista. Creemos que es muy importante que las comedias se realicen por gente especializada en el género porque pueden darle mucha más intención al ritmo de la historia.

En cuestión de producción fue bastante divertido, nos fuimos cinco fines de semana a Tepoztlán, que fue nuestra única locación; toda la gente que participó en el proyecto lo hizo por amor al arte y por creer en él. 

Todos creemos que es algo diferente, que puede empezar a hacerse una comedia distinta a lo que actualmente se está realizando en México, que es principalmente comedia romántica. Hubo una serie de factores que se juntaron y nos llevaron a realizar un proyecto del que estamos bastante satisfechos.

Creemos que fomentar proyectos de este género (comedia absurda, o de misterio), también vale la pena porque pueden hacerse cosas distintas.

 

Acerca de la participación de la cinta en el festival 24 risas por segundo ¿cómo se sienten?

Es un honor y estamos muy contentos porque  es nuestra primera película, el festival está realizando su segunda edición, es un festival nuevo y estamos felices de poder participar desde el principio de él, nunca pensamos que sí fueran a seleccionarla.

 

¿Qué otros planes vienen para la película?

Queremos inscribirla en otros festivales y buscar distribución en plataformas digitales, siendo una ópera prima y por la naturaleza del proyecto, creemos que puede llegar a más personas de manera digital; no estamos peleados con las salas de cine y si alguna distribuidora se interesa en ella, podemos platicarlo; Jaime y yo hemos hablado mucho de eso y creemos por la naturaleza del proyecto puede ir más por la vía digital. Como empresa tenemos también proyectos que queremos continuar haciendo.