Polos virtuales: la expresión 2020 de Polos audiovisuales

 

 

Este 2020 se cumplen cinco años de un proyecto de gran valor para Imcine: Polos audiovisuales, capacitación comunitaria.

Este programa lleva a cabo clases para la formación audiovisual en distintas regiones del país, de forma colaborativa y en coordinación con las instituciones de cultura estatales, para fomentar la reconstrucción de la memoria colectiva, la expresión de la identidad regional y el restablecimiento de los vínculos comunitarios a través de la creación audiovisual.

Gracias a él, más de un millar de personas han creado unos 300 cortometrajes documentales que registran las fiestas, los bailes, los retos, las carreteras, el desconcierto y los impulsos de sus comunidades.

Este material ha trascendido su condición de ejercicio audiovisual: juntos, estos cortometrajes crean la gran memoria del México contemporáneo.

En 2020, el trabajo de Polos Audiovisuales evoluciona y se convierte en Polos Virtuales.

No nos cansamos de crear.

 

La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Mexicano de Cinematografía, Imcine, lanza la convocatoria de formación audiovisual Polos Virtuales. Ante la contingencia por la pandemia del Covid-19, el aprendizaje se hace desde plataformas, con la comunidad y con la sana distancia.

 

De manera digital, Polos Audiovisuales festeja su primer lustro.

 

 

Comunidades en resistencia audiovisual

Polos Virtuales tendrá presencia en los estados con mayor incidencia de la pandemia por Covid-19:  Baja California, Baja California Sur, Colima, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Hidalgo, Ciudad de México, Oaxaca, Morelos, Michoacán, Quintana Roo, Tabasco, Chihuahua, Nuevo León, Hidalgo y Zacatecas.

 

En cada uno de estos estados se realizarán tres módulos trimestrales. Los participantes recibirán cuatro clases virtuales en cada módulo y contarán con retroalimentación y asesoría de sus coordinadores académicos y talleristas. El objetivo es terminar el programa con las carpetas de producción de sus proyectos.

 

Para las clases no será necesaria la conexión simultánea a plataformas de internet; los contenidos podrán consultarse a la hora que las y los participantes puedan conectarse, según sus posibilidades y circunstancias.

 

 

Habrá dos etapas para las convocatorias:

 

Etapa 1:  Abierta hasta el 22 de mayo para Jalisco, Michoacán, Baja California, Baja California Sur, Guanajuato, Morelos, Guerrero y Chiapas.

 

Etapa 2: Abierta desde julio para Nuevo León, Colima, Hidalgo, Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca, Tabasco, Quintana Roo, Chihuahua y Zacatecas.

 

Además, por primera vez existirá un Polo virtual exclusivo para mujeres, que ofrecerá un espacio seguro a las participantes y les permitirá que sus historias tengan lugar, volumen y prioridad. Se realizará en el Estado de México, la más peligrosa para las mujeres en el país según la ONEGI.

 

Cinco años de ejercicios y memoria

Polos audiovisuales ha tocado los 32 estados del país. Han participado más de 1000 personas que, juntas, han realizado unos 300 cortometrajes documentales.

 

El año anterior, Polos Audiovisuales contó con 18 sedes en 16 estados, participaron 17 coordinadores académicos y 72 talleristas. En mil 800 horas de capacitación se lograron producir 67 cortometrajes documentales.

 

Polos audiovisuales es capacitación en el lenguaje audiovisual pero también es la construcción de la memoria colectiva. En cada taller y en cada producción se estimula la expresión de la identidad regional. La formación descentralizada permite que los cursos y los cortometrajes se realicen de forma colaborativa, en coordinación con las instituciones de cultura estatales.

 

Estas son las convocatorias para la primera etapa, consulta la que corresponde a tu estado:

 

Jalisco

 

Michoacán

 

Baja California

 

Baja California Sur

 

Guanajuato

 

Morelos

 

Guerrero

 

Chiapas

 

 

Polos Virtuales siguen siendo ejercicio audiovisual y memoria colectiva. Polos Audiovisuales celebra cinco años desde las pantallas de todos sus creadores. Desde la distancia solidaria que también hace comunidad.