19/10/2014

El hogar al revés, espejo de la juventud mexicana ante el difícil panorama social

El hogar al revés, espejo de la juventud mexicana ante... Imagen

El hogar al revés, espejo de la juventud mexicana ante el difícil panorama social

 

*Este documental tiene su premier en el marco del Festival Internacional de Cine de Morelia

La realizadora tijuanense Itzel Martínez del Cañizo enfrenta a través de su documental El hogar al revés una problemática actual: la vivienda social en México y el modelo de vida que se está propiciando.

De acuerdo a investigaciones de la directora, son miles de familias mexicanas las que viven bajo estas condiciones, en la que la búsqueda de un patrimonio familiar genera un conflicto muy grave: el abandono, la soledad y la imposibilidad de progresar ante un escenario carente de oportunidades.

“Es un tema que se ha abordado en la prensa y en la academia, pero no cinematográficamente. Me interesaba dar a conocer esta problemática a través de la vida cotidiana de tres adolescentes”, explica Martínez en entrevista.

Fue así como dio seguimiento durante año y medio a estos adolescentes, descubriendo sus conflictos emocionales, propiciados por un vacío ante el abandono de sus padres. “Son temas sensibles que pueden identificar a cualquier espectador”.

Gerardo, Omar y Santos son tres compañeros que tienen muchas cosas en común: sus madres emigraron a Tijuana para buscar un mejor futuro y llevan más de una década trabajando largas jornadas para obtener los créditos suficientes para pagar su casa.

“Las ilusiones de estos jóvenes son absorbidas por un contexto mucho más complejo del que ellos se encuentran. Se trata de un tema urgente porque son ya varias generaciones de chicos que han crecido de esa manera”.

Este documental fue realizado con apoyo del IMCINE a través del Fondo para Desarrollo de Proyectos y el FOPROCINE, además de haber sido distinguido con el apoyo del CONACULTA a través del FONCA.

Planea trabajar con los jóvenes

Desde 2002, Itzel ha explorado diversas metodologías de creación de historias con adolescentes en la ciudad de Tijuana con quienes que ha realizado tres documentales: Ciudad recuperación (2005), Que suene la calle (2006) y Trillizos (2014).

“La juventud es un momento decisivo en la vida de un ser humano, una etapa de muchas transformaciones y sueños. Me parece que es un periodo muy interesante para trabajar”, destaca la documentalista.