'Días de invierno' de Jaiziel Hernández Máynez: cómo transcurre la vida en Saltillo

Lilia y Néstor, madre e hijo, están en ese momento en el que sus vidas tienen que cambiar. A la primera la liquidaron del trabajo, el segundo transcurre por la inercia de una ciudad que parece quedarle chica, mientras todos se mueven alrededor.

 

Para su ópera prima Días de invierno Jaiziel Hernández Máynez hace de la ciudad de Saltillo, Coahuila, algo más que una locación: es un personaje abierto, descampado, desértico, de rutinas fijas y tedio contenido, en el que sus habitantes dudan entre moverse o permanecer.

 

Días de invierno estrena el 15 de octubre en salas del circuito cultural mexicano.

 

¿Cómo nace la idea de Días de invierno?

La escribí basándome en experiencias de vida, de amigos y familiares. Soy de Saltillo, como el protagonista, entonces busqué plasmar esas atmósferas. 

Al principio me llamaba la atención la mamá, que se encontraba con una crisis de la mediana edad. Basé el personaje en una mujer que conocí de allá, estaba en este proceso de readaptarse a la vida después del trabajo. Luego encontré que Néstor reflejaba algo parecido, empieza a trabajar y a buscar su vida, la llegada a lo adulto. Había un paralelismo entre los dos personajes, están en un momento de cambio en sus vidas, desde ahí empecé la historia.

 

Días de invierno propone a Saltillo como escenario nuevo, ¿cómo es tomar a esta ciudad como personaje?

Cuando escribí la historia con Oriana Jiménez, la coguionista, tratamos de mostrar una realidad diferente a otras aldeas del país, en la que hay cosas muy particulares: cómo se entretiene la gente y cómo se relaciona con el espacio. 

El desierto es un lugar cercano a los personajes, sales a caminar y encuentras el descampado. Me interesaba que se viera esto, y también encontrar un público que se identifique con eso, que se reconozca en estas pequeñas ciudades como Tampico, Monclova o Matamoros, que tienen esta cercanía con la naturaleza y permite interiorizar muchas cosas en los personajes.

 

¿Cómo trabajaste con tu actores? 

La primera idea era que Días de invierno fuera una pieza, en la que los conflictos son internos; también tuvimos referencias de películas que tienen como tema la familia y la adolescencia, el trato entre padres,  hijos y hermanos. 

El protagonista Néstor trabajó mucho en la contención de emociones, era impresionante cómo el actor Miguel Narro entraba en el personaje, porque él es una persona extrovertida y como personaje cambiaba.

Trabajamos ensayos con toda la familia, hasta la hermana que sale en el Skype estaba en los ensayos; planteábamos escenas que tenían que ver con la cercanía entre ellos para fijar una relación familiar. 

También con cosas relacionadas con regionalismos de la zona: la mayoría de los actores son de Saltillo y Monterrey, excepto Leticia Huijara, que es de Acapulco. Los fui casteando en la Ciudad de México pero casi todos eran de allá y habían tenido que salir de su casa para hacer lo que querían, que era actuar, porque en la región la cultura da pocas oportunidades. 

 

Los cines regionales están teniendo que inventarse, crear nuevas imágenes, nuevas relaciones, por ahí Días de invierno aporta, desde que propone una identidad norteña que no es estereotipo, sino es cómo viven el día a día la gente de la región.

En general mis proyectos tienen que ver con la identidad. Hice en 2011 un documental experimental, Florería y edecanes, buscaba indagar sobre la identidad de las personas que viven en el noreste de México y el sur de Texas, una región que no es ni mexicana ni gringa, sino algo intermedio. Es un lugar particular y es importante que alguien cuente sus historias.

También, cuando empecé a crear la estructura del guión pensaba con qué tipo de cine me identificaba más, pensaba en el cine asiático, que tiene otra temporalidad y fluye de otra manera; le ponía eso a los actores y al equipo de trabajo. 

Incluso durante el rodaje cada noche veíamos alguna película con el fotógrafo, veíamos mucho Ozu y cineastas contemporáneos asiáticos. 

 

De oficio eres fotógrafo, acá la fotografía la hace Juan Pablo Ramírez. Imagino que un fotógrafo viendo a otro hacer su trabajo debe causar una atención especial, ¿cómo fue esta colaboración para Días de invierno?

Yo venía trabajando el proyecto desde hace años; mientras concretábamos el presupuesto buscaba locaciones, tomaba fotos chistosas de los lugares y ya tenía una idea antes de empezar a filmar, que Juan Pablo, al unirse al equipo, la creció todavía más. 

Juan Pablo tiene muy buen ojo e hizo buen trabajo. No sólo tiene el mérito de que quedó bien el proyecto visualmente, también que casi no llevábamos equipo, prácticamente toda la película se hizo con luz natural, todo el tiempo fuimos con el sol. Fue un trabajo de trabajar con la luz que hay y buscar cuándo era la correcta. Así pensábamos los encuadres y le dio una identidad visual que quedó muy bien.

‘Días de invierno’, Dir. Jaiziel Hernández Máynez

 

¿Qué te han comentado de Días de invierno en los festivales donde se ha presentado?

Es raro porque en Brasil la crítica no hizo click con la película, pero es donde más me la han estado pidiendo, me ha escrito mucha gente de allá. En Letterboxd más de la mitad de las reseñas son en portugués. 

En México ha conectado más con el público que con la crítica, incluso hace poco me escribió una gestora de un cineclub en Playa del Carmen y me contaba que la realidad de Saltillo es muy parecida la de allá, en el sentido de las pocas oportunidades de trabajo, que la ciudad les queda chica y la gente tiene que irse. 

 

¿En tus siguientes trabajos vas a seguir merodeando las zonas de Coahuila?

Siento que es lo que me toca contar a mí. Lo haré pausadamente pero sí prepararé proyectos que se filmarían en la región noreste de México y en el valle de Texas, una zona con la que me siento identificado. Es raro pero a veces la zona del sur de Texas, el Valley, es más mexicana que el norte de México; ellos se identifican más con México que los del noreste, con la identidad norteña. Estoy preparando proyectos pero vamos con calma, no quisiera apresurarme a hacer algo sólo por hacerlo, me gustaría proponer algo que sea significativo para mí y para la personas que se involucren.

 

Días de invierno (Mëxico, 2020). Dirección: Jaiziel Hernández Máynez. Producción: Edgar Nito Arrache, Daniel Cabello, Raymundo Hernández Ramírez y Jaiziel Hernández Máynez. Guión: Jaiziel Hernández Máynez y Oriana Jimenez Castro. Productor ejecutivo: Alejandra García y Antonio Urdapilleta. Fotografía: Juan Pablo Ramirez Ibañez, AMC. Sonido Directo: Daniel Ortiz y Macarena Heredia. Diseñador de Sonido: Daniel Touron de Alba. Música original: Leon Purviance, Carlos Pesina Siller y Carlo Ayhillón. Edición: Lenz Claure, Arturo Manrique y Jaiziel Hernández Máynez. Dirección de Arte: Diana Coral. Reparto: Miguel Narro. Leticia Huijara, Saidde García Ulloa, Cesar Ramones, Peter Theis. Emma Mirthala